Cómo es la vacuna de Moderna que se dará en reemplazo de la segunda dosis de Sputnik

A partir de mañana, en la ciudad de Buenos Aires, y según anunció Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, se comenzará a inocular con la vacuna Moderna (de EE.UU.), a los adultos mayores que recibieron la primera dosis de Sputnik V para completar el esquema de vacunación. Ante los temores y las dudas que puede generar la combinación de ambas drogas, tanto los propios funcionarios como los voceros del laboratorio ruso, aseveraron públicamente que es segura y eficiente.

“La combinación del primer componente de la vacuna Sputnik V (Sputnik Light) con las vacunas de AstraZeneca, Sinopharm y Moderna demuestra un alto perfil de seguridad durante el estudio pionero en la provincia de Buenos Aires de la Argentina”, anticipó el Fondo Ruso de Inversión Directa.

En ese sentido, publicaron en su cuenta oficial de Twitter: “La Sputnik V, la única vacuna heterogénea de refuerzo de covid, continúa su liderazgo en la asociación mix & match con otras vacunas. Los cócteles de vacunas, promovidos por Sputnik V, jugarán un papel decisivo en la lucha contra las mutaciones”.

Por su parte, Rodríguez Larreta y el ministro de Salud porteño, Fernán Quirós, aclararon que no es obligatorio vacunarse con la segunda dosis de un laboratorio distinto, pero se encargaron de despejar dudas y miedos respecto a la combinación de vacunas, algo no recomendado en un inicio de la pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) ni los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC), pero que, aún así, ya se implementa en Europa.

“Desde el primer día, las vacunas las provee el Gobierno Nacional. Nosotros, hace un mes y medio, cuando veíamos que se venía demorando la llegada de la segunda dosis de Sputnik V, lanzamos varios estudios para evaluar la posibilidad de combinar vacunas, que es como se hace en otros lugares del mundo”, comentó Larreta en conferencia de prensa, acompañado por Quirós y por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel.

En esa misma línea, explicó: “El objetivo es que se pueda completar lo antes posible el esquema de vacunación, que es la mejor manera de garantizar la inmunidad. Ya terminamos un primer estudio que nos permitió medir la eficacia del primer componente de la Sputnik combinado con un segundo componente de la AstraZeneca o la Sinopharm. El estudio demostró, primero, que la combinación de vacunas es segura y no genera riesgos adicionales. Y respecto de la inmunidad, se comprobó que el uso de una vacuna como la AstraZeneca como segunda dosis da una inmunidad muy similar a si se diera una segunda dosis de Sputnik. En el caso de la Sinopharm, vamos a tener los resultados para el fin de esta semana”.

Respecto a la Moderna, Rodríguez Larreta lanzó: “Ante la llegada de una partida de vacunas de Moderna, hicimos un segundo estudio similar al anterior. Y los resultados también demostraron ser muy buenos. A partir de hoy mismo, vamos a empezar a contactar a todos los que tienen la primera dosis de Sputnik y que no recibieron la segunda, y les vamos a ofrecer completar el esquema de vacunación con alguna otra alternativa. Obviamente, esto es voluntario. Quien prefiera esperar una segunda dosis de Sputnik lo puede hacer, pero los estudios muestran que esta combinación da buen nivel de inmunidad”, ratificó.

Por su parte, Quirós señaló: “Dar una segunda vacuna de ARN mensajero como la Moderna después de una vacuna vectorial como la Sputnik V o AstraZeneca, es suficientemente seguro. Las reacciones adversas fueron iguales, así que podemos afirmar que la seguridad de la vacuna Moderna como segunda dosis de Sputnik V es la misma que si se inocula la segunda dosis de Sputnik V”.

¿Qué son las vacunas de ARNm?

Las vacunas de ARNm enseñan a las células a producir una proteína, o incluso solo una porción de una proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro de nuestro organismo. Cuando un virus ingresa al cuerpo, el propio sistema inmunológico lo ataca.

Según el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos esta clase de vacunas tiene por objetivo generar protección contra enfermedades infecciosas, como lo hace todo el resto de las inmunizaciones, pero para conseguir tal fin los investigadores generan inmunizaciones que le permiten al organismo aprender a defenderse sin que ingrese el virus.

En el caso de las vacunas de virus atenuados o inactivados (Sinopharm) o las de vector viral (Spuntik V – AstraZeneca), se introduce en el organismo una porción del virus, ya sea muerto o disfrazado en una suerte de “Caballo de Troya”, para que el organismo reaccione. Sin embargo, en los sueros de ARNm lo que se le indica al cuerpo es que genere células similares al agente infeccioso para que se despierte la respuesta inmune. Estas inmunizaciones generan que las células produzcan la proteína (Spike) característica del COVID-19, ya sea de forma total o parcial, sin que la enfermedad se active. Aunque el sistema inmunológico producirá, de igual manera, los anticuerpos necesarios para responder a la infección.

Una vez aplicada la vacuna, las células inmunitarias descomponen las instrucciones genéticas incluidas en el suero y comienzan a generar la “proteína inocua” que imitará al SARS-CoV-2. Tras identificar a estos “simuladores”, el sistema inmunitario reconoce a la proteína como un cuerpo extraño y comienza a generar una respuesta y a producir anticuerpos de igual forma que haría con la infección natural. Al finalizar el proceso, el organismo habrá aprendido a defenderse de la infección sin la necesidad de que el virus haya ingresado al cuerpo.

Pese a que este proceso haya debutado de forma eficiente durante la pandemia, las vacunas de ARNm han sido desarrolladas durante décadas, y “el interés por estas inmunizaciones aumentó porque se pueden desarrollar en un laboratorio con materiales de fácil disponibilidad; lo que significa que el procedimiento se puede estandarizar y ampliar para que el desarrollo de la vacuna sea más veloz que los métodos tradicionales de producción de vacunas”, destacó el CDC.

Además, Moderna -junto con Pfizer- están siendo aplicadas en menores de edad de hasta 12 años. El director ejecutivo de Moderna, Stéphane Bancel, destacó que su inmunización fue “altamente eficaz en la prevención de la infección por covid en adolescentes” y adelantó que continuarán “comprometidos en ayudar a acabar con la pandemia”.

 

Fuente: https://tn.com.ar/salud/noticias/2021/08/05/como-es-la-vacuna-de-moderna-que-se-dara-en-reemplazo-de-la-segunda-dosis-de-sputnik/

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?