La acupuntura no sirve para nada (ni siquiera para las contracturas)

“Esta técnica se basa en el concepto de que nuestro cuerpo lo recorren una serie de canales energéticos”, explica el director del Departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa y profesor e investigador en la Universidad Autónoma de Madrid, José Antonio López. Se refiere a cosas como el yin y el yang o la energía chi y aclara que “los estudios científicos han demostrado que esto no existe”.

La prestigiosa ONG internacional por la promoción de la salud Cochrane Collaboration ha hecho múltiples revisiones de estudios científicos sobre los efectos de la acupuntura en el tratamiento de distintas dolencias —la última, este mismo mes, sobre la depresión—, y la recopilación de todas estas revisiones es demoledora: “No hay evidencias científicas suficientes”, “se ha probado su ineficiencia”, “las evidencias científicas no avalan su uso”, “hacen falta más estudios”… Ni siquiera para el tratamiento del dolor de hombros hay estudios concluyentes a favor.

De hecho, los beneficios de esta pseudociencia para nuestra salud no parecen ir más allá del efecto placebo hasta el punto de que, afirma José Antonio López, “algunos estudios han demostrado que tiene más efecto si quien pone las agujas es asiático en lugar de caucásico, incluso cuando ambos tienen la misma formación”. Víctor Javier Sanz, médico y autor de La acupuntura ¡vaya timo! (Ed. Laetoli), afirma que es “una pseudociencia pura y dura, como la astrología o el tarot y no algo alternativo con lo que tengamos que familiarizarnos”. El bioquímico J.M. Mulet explica su funcionamiento a BuenaVida: “Si tienes un dolor crónico localizado en una parte del cuerpo y te clavan una aguja en otra, el cerebro se aturde y deja de hacer caso al sitio que te dolía originalmente”.

Y, ¿podría ser contraproducente? La Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoce la eficacia de la acupuntura para aliviar el dolor, “probada en ensayos clínicos y en experimentos de laboratorio”. Siempre y cuando, eso sí, la practiquen “profesionales calificados”, pues según detalla la OMS: “En un estudio realizado por el Instituto Nacional de Investigaciones sobre Medicina Complementaria y Alternativa de Noruega se notificaron casos de neumotórax provocados por acupuntores no calificados”.

Las revisiones de estudios de Cochrane rapasan la eficacia de la acupuntura para mejorar las opciones de un embarazo por fecundación in vitro y en la reproducción asistida, combatir las migrañas o evitar que los niños mojen la cama entre otras aplicaciones. Hacemos un repaso:

Para las migrañas, mejor un fármaco que clavarse agujas
Uno de los usos más extendidos de la acupuntura es con el objetivo de tratar los dolores de cabeza, sobre todo la migraña. Pero no se engañe, una revisión de 22 estudios realizada por Cochrane ha concluido que el efecto placebo es lo que nos hace creer que el dolor ha desaparecido.

Lo dice también la doctora Patricia Pozo Rosich, coordinadora del Grupo de Estudio de Cefaleas de la Sociedad Española de Neurología: “La acupuntura es uno de los tratamientos alternativos más estudiados desde el punto de vista científico. Y la conclusión es que el beneficio que se obtiene es el placebo”. La experta aclara que la eficacia de los fármacos de prevención y tratamiento de las migrañas es considerablemente mayor que el uso de la acupuntura.

En lugar de la acupuntura, esta doctora apuesta por un cambio de hábitos combinado con buenos tratamientos recetados por un médico.

Ni favorece el embarazo ni reduce las náuseas en el primer trimestre
Cochrane revisó 20 estudios realizados con muestras aleatorias y grupos de control: seis de ellos observaban los efectos de la acupuntura durante la fase de recogida de óvulos (para una fecundación in vitro), y los 14 restantes la evaluaban durante la reproducción asistida. ¿El resultado? “No hay evidencia científica que respalde un aumento en la tasa de embarazos; tampoco se ha probado su influencia en posibles abortos u otros efectos secundarios”.

Muchas mujeres embarazadas buscan también en la acupuntura un alivio para las náuseas del primer trimestre. “Este tipo de molestias y el malestar general pueden tener un componente psicosomático. Esas pacientes son propicias para acabar en estas consultas, precisamente porque el efecto placebo es el que funciona”, indica José Antonio López.

Acupuntura occidental para tratar la artritis
Las personas que sufren artritis reumatoide son también proclives a acabar en este tipo de consultas. Pero la ciencia vuelve a decantarse hacia la misma dirección: existen pocos datos y los que hay no respaldan que la acupuntura sirva para mejorar esta afección, según se recoge en otra revisión de estudios de Cochrane.

Sin embargo, la medicina tiene técnicas que a primera vista pueden resultar parecidas a este tratamiento oriental: “La denominada acupuntura médica occidental”, explica el doctor Juan Muñoz Ortego, reumatólogo del InstituteMYM, en el Centro Médico Teknon. Aunque, añade, “[esta práctica] huye de los cuentos chinos milenarios y se centra en los principios de la medicina basada en la evidencia”.

El experto se refiere a los tratamientos de neuromodulación transdérmica con los que se ayuda a aliviar el dolor crónico a través de técnicas no invasivas —como la aplicación de estímulos eléctricos, con la que se consigue un adormecimiento de la zona en la superficie cutánea— con las que se tratan los dolores crónicos y, aclara, “nada tienen que ver con la acupuntura oriental”.

De la desesperación a la acupuntura
Y si en la parte física no está clara su ayuda, en la psicológica menos: “La acupuntura no puede curar la depresión porque es necesario que haya un cambio en el modo de pensar del paciente”, sentencia Cristina Mae Wood, doctora en Psicología y especialista en ansiedad, estrés y depresión en Área Humana. “El tratamiento cognitivo-conductual es el único basado en la evidencia científica capaz de acabar con la depresión a corto y largo plazo”.

Al igual que ocurre con las migrañas, es necesario un cambio de hábitos de vida para superar esta enfermedad, según Wood: “Hacer más deporte, tener una actitud positiva, pasar tiempo de calidad con los seres queridos, saber desconectar del trabajo, etcétera”.

En la revisión de estudios de Cochrane recién publicada se concluye que la evidencia científica sobre su eficacia en la mayoría de los estudios se describe como “baja o muy baja”.

Para conciliar el sueño, un médico antes que un acupuntor
Puestos a pensar en situaciones desesperantes, el insomnio es una de las ganadoras. De hecho, entre el 20% y 48% de la población adulta en España lo ha sufrido aluna vez. Y son muchas las técnicas para combatirlo: desde contar ovejas hasta escuchar esta lista de Spotify con las canciones más sedantes.

La acupuntura es otra vía más y, aunque la revisión de estudios correspondiente concluye que es necesario llevar a cabo ensayos de mayor calidad para poder decir si es o no eficaz —es decir, que de momento no existen evidencias científicas de peso—, hay especialistas que han encontrado buenos resultados en combinación con otros tratamientos.

El doctor Jesús Pujol, miembro de la Clínica del Sueño Estivill: “Podemos encontrar publicados más de 40 ensayos aleatorios con cerca de 4.000 pacientes estudiados. En estos estudios de observa un efecto beneficioso de la acupuntura en comparación con no hacer nada para tratar el problema”. Y añade: “Cuando se ha asociado al uso de medicamentos se ha observado un mejor efecto que al tratar solo con medicamentos”.

A pesar de esto, este experto considera que “hay que seguir trabajando desde las clínicas, unidades del sueño y desde las sociedades científicas para que las personas con problemas para dormir acudan a la consulta médica”.

¿Reduce el dolor de hombros o es más dañina?
El uso de la acupuntura en fisioterapia es quizá uno de los que más controversia y puntos de vista distanciados ofrece.

Cochrane revisó en 2005 los estudios disponibles —entonces “pequeños y de poca calidad”— sobre el uso de esta terapia para tratar, en concreto, el dolor de hombros y los resultados de estos ensayos, con tratamientos de dos a cuatro semanas, revelaban que los pacientes obtenían los mismos efectos con la acupuntura que con una terapia falsa que se usaba a modo de control. Además, la mayoría de estos estudios no analizaba los efectos secundarios del tratamiento con agujas, con lo que los expertos de Cochrane concluían que no había “suficiente evidencia científica para determinar si la acupuntura ayuda a controlar el dolor de hombros o si puede resultar dañina”.

Sin embargo, se trata de una terapia muy usada en el ámbito de la fisioterapia para aliviar molestias musculares y contracturas, según El Colegio de Fisioterapeutas de Madrid. De hecho, explican, está incluida en la Confederación Mundial de la Fisioterapia como una de las técnicas usadas por esta disciplina.

¿Y para dejar de fumar?
Otra revisión de investigaciones recogida Cochrane explica que aunque no hay evidencias consistentes de que la acupuntura aumente las probabilidades de dejar de fumar, podría ayudar a corto plazo. La realidad es que “tampoco hay evidencias para descartar la posibilidad de que tenga un efecto mayor al del placebo”.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/03/20/buenavida/1521542631_583856.html

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?