Derribando mitos: los barbijos caseros no causan falta de oxígeno

Se hizo correr una fake news que advertía por las redes que el uso prolongado de barbijos caseros causaba hipoxia, es decir, disminución de oxígeno en la sangre, porque supuestamente el aire ya respirado se convertía en dióxido de carbono y al quedar atrapado dentro de la tela, se volvía a respirar. Eso es falso.

“El barbijo adecuado no evita el paso normal de los gases, sí de las gotas y los aerosoles, por eso protegen. Se puede respirar normalmente, porque el aire puede pasar”, aclara el doctor Ariel Guerrero (M.N. 83.224), médico clínico consultado por Con Bienestar.

Los materiales usados para los tapabocas son lo suficientemente porosos como para permitir el paso de moléculas de gas como el dióxido de carbono y el oxígeno. Los cirujanos, por ejemplo, usan barbijos durante horas sin efectos nocivos. Un tapaboca de tela no protege del todo de la inhalación del virus, pero al alterar su flujo de exhalación tiende a evitar que las secreciones se dispersen en el ambiente. Por esto, si se sale a la calle y no se cubre la nariz, es lo mismo que nada.

“No se recomienda el uso ajustado cuando uno está, por ejemplo, manejando. Tampoco es normal tenerlo muchas horas. Por más que la persona atienda un comercio, tiene que tener momentos para quitárselo siempre con los recaudos necesarios para no contaminarse”, sugiere Guerrero.

El uso de barbijo casero en situaciones puntuales es una medida adicional y no reemplaza al distanciamiento social ni al lavado de manos. “Hay que tener cuidado de estar en ambientes poco ventilados, cerrados y con mucha gente. Eso puede causar sensación de ahogo y dolor de cabeza, por ejemplo”, advierte el médico.

Cómo usar el barbijo casero en forma cómoda y segura

1. Antes de ponerlo, lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante a base de alcohol.

2. Cubrir la boca y la nariz con el barbijo, bien sujetado.

3. Evitar tocar el barbijo una vez colocado.

4. Cambiar de barbijo en cuanto esté húmedo o sucio.

5. Para quitar el barbijo: Hacerlo por detrás sin tocar la parte delantera del barbijo, ponerlo inmediatamente en un recipiente cerrado y lavarse las manos con agua y jabón o con desinfectante a base de alcohol.

 

Fuente: https://tn.com.ar/salud/lo-ultimo/derribando-mitos-los-barbijos-caseros-no-causan-falta-de-oxigeno_1071757

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?