Cuatro preguntas sobre soplos

Cuatro preguntas sobre soplos

¿Qué es un soplo?

–Al funcionar, el corazón produce dos sonidos normales (“tum- tac, tum-tac”), que son debidos al ruido que hacen las válvulas cardíacas al ponerse en tensión y cerrarse. En los niños, a veces se agrega un tercer sonido (tercer ruido fisiológico), que no es patológico. Cuando aparece un cuarto ruido, este siempre es patológico, tanto en niños como en adultos.

Los soplos son sonidos del corazón agregados a los normales recién nombrados. Su nombre responde al hecho de que tienen un sonido silbante, similar a un “soplido”.

–¿Cómo se puede detectar?

–Para un cardiólogo pediatra y, a veces también, para avezados pediatras y cardiólogos, suele ser muy fácil distinguir entre uno y otro soplo. Además, con la ayuda del ecocardiograma doppler color, la radiografía de tórax y el electrocardiograma, el diagnóstico se facilita notablemente.

–¿Son todos iguales?

–Existen dos tipos de soplos: los inocentes o funcionales –que no son patológicos– y los orgánicos, que son la expresión de una patología cardiovascular.

Para que exista un soplo (sea funcional u orgánico) debe haber una turbulencia sanguínea en el circuito cardiovascular.

En los soplos funcionales o inocentes –muy frecuentes en neonatos, niños y adolescentes sanos–, son sonidos suaves o “musicales”. En estos casos, la turbulencia benigna está originada la mayoría de las veces por un aumento fisiológico de la velocidad circulatoria o en hallazgos no patológicos, como por ejemplo una insuficiencia pulmonar leve. Esta situación es fácilmente corroborable mediante la realización de un ecocardiograma doppler color, que es efectuado por un profesional cardiólogo infantil.

Tratamiento

Estos soplos no requieren ningún tratamiento y permiten desarrollar una vida normal con libre práctica de deportes. A veces, persisten en el tiempo, pero lo habitual es que desaparezcan con el tiempo.

Por el contrario, los soplos orgánicos o patológicos son sonidos graves y “rudos”. A veces, están acompañados de una vibración que se puede percibir por palpación del médico en la superficie torácica o del cuello y la espalda. Son fácilmente reconocidos por personal entrenado.

Los soplos orgánicos siempre son patológicos y deben ser evaluados y tratados por cardiólogos pediatras.

Diagnóstico

En Córdoba, nacen aproximadamente 500 nuevos niños afectados de una cardiopatía congénita.

Es primordial para el futuro de estos niños el diagnóstico prenatal, es decir, antes del nacimiento, lo cual permite aumentar la sobrevida en forma considerable.

Es posible que una cardiopatía congénita pueda ser más simple de detectar antes del nacimiento mediante el ecocardiograma doppler color realizado por un cardiólogo infantil, que luego del parto en las primeras horas de vida. Esto es así porque las cardiopatías más graves no suelen tener soplo –o ser muy poco audible– y, por lo tanto, no dar signos de alarma, hasta un periodo de entre tres y siete días posteriores al nacimiento, momento en el que ya fueron dados de alta tanto la madre como el niño.

Esta situación suele condicionar gravemente el futuro del niño.

–¿Los soplos son tratables?

–Afortunadamente, la gran mayoría de estos defectos cardiovasculares pueden ser tratados con altas posibilidades de éxito (ya sea por vía endovascular o por cirugía convencional) y luego el niño podrá desarrollar una vida normal, con ninguna o mínimas limitaciones.

En Córdoba, tanto en las maternidades Nacional y Provincial, como en el Hospital de Niños y en varias instituciones privadas se dispone de personal especializado altamente capacitado para diagnosticar y tratar con eficiencia a estos niños.

* Por Felipe Somoza, médico neonatólogo y especialista en cardiología y hemodinamia. Miembro de la Federación Argentina de Cardiología.

 

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/salud/cuatro-preguntas-sobre-soplos

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?