Cinco formas de ejercitarse en la oficina

Cinco formas de ejercitarse en la oficinaUna excelente forma de evitar las enfermedades que genera el sedentarismo es realizar una serie de ejercicios en el trabajo. En este punto, la gimnasia laboral permite mejorar el estado mental y físico, y genera un ambiente más saludable. En esta nota te contamos como “sobrevivir” a la rutina de la oficina.

El contexto laboral moderno obliga a las personas a permanecer durante mucho tiempo frente a la PC, sin tener la posibilidad de realizar grandes movimientos, y en ocasiones no pueden levantarse durante horas. Ante esta realidad que afecta a millones de trabajadores surgió la gimnasia laboral, una forma de ejercitarse en la oficina sin perjudicar la performance en el trabajo.

Este tipo de ejercitación permite que el cuerpo se libere de tensiones. Para ello es necesario realizar ejercicios de movilización y estiramiento durante la jornada laboral. De esta manera, se facilita la relajación psíquica y física, contrarrestando el estrés, la tensión y el cansancio, y se relajan los músculos contraídos por permanecer sentado durante horas.

A su vez, poner en práctica la gimnasia laboral ayuda a eliminar el dolor de espalda y crea una conciencia del cuidado personal. En este punto, es necesario cumplir con los requisitos de este tipo de ejercitación y ponerla en práctica todos los días. Así se podrán apreciar excelentes resultados que, incluso, permitirán una mejoría en el rendimiento en el trabajo.

Cómo ejercitarse en la oficina

La premisa principal de la gimnasia laboral es realizar movimientos cada 30 minutos para permitir una mejor circulación sanguínea. A partir de allí, se podrán realizar distintos tipos de ejercicios. En todos los casos, se recomienda mantener la postura durante 30 segundos y repetir la rutina con la mano o pierna inversa.

1- Sentarse sobre la silla con la espalda erguida y hombros relajados, sostener con la mano izquierda el brazo derecho extendido y presionar el codo hacia el cuerpo, con el mentón hacia la derecha.

2- Entrecruzar los dedos de las manos, llevarlos detrás de la cabeza, mantener los codos hacia atrás y llevar el mentón hacia el techo. Al estirar la espalda hacia atrás con los pies paralelos, se mejorará la eficacia de este ejercicio.

3- Sentarse en la parte delantera de una silla, extender la pierna izquierda y flexionar la derecha. Apoyar el peso del cuerpo en el muslo con el objetivo de “alargar la espalda” y llevar el mentón al esternón.

4- Rotar levemente hasta que el torso descanse sobre las piernas. En este ejercicio, los hombros y la cabeza deben quedar relajados hacia abajo para luego reincorporarse lentamente.

5- Cruzar la pierna derecha sobre el muslo izquierdo y tratar de mantener la zona lumbar lo más derecho posible. También se debe cruzar el brazo izquierdo sobre el muslo derecho, generando torsión en la columna.

Fuente: http://www.salud.com.ar/es/cinco-formas-de-ejercitarse-en-la-oficina.html

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?