“Alergia”, palabra que se repite en primavera

La primavera es una estación deseada por buena parte de la población. En ella florecen plantas, pero también algunas alergias.

La Sociedad Argentina de Medicina Respiratoria (SAMR) recuerda que, de acuerdo con el Reporte Mundial de Alergia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la rinitis alérgica es una de las afecciones crónicas más comunes a nivel internacional. “Esta problemática afecta, aproximadamente, al 25 por ciento de los niños y a más del 40 por ciento de los adultos, y su prevalencia ha aumentado en el último siglo”, precisa la entidad.

Aclara que, en comparación con otras enfermedades, la rinitis alérgica no parece seria o grave, “ya que no está asociada a manifestaciones severas o a mortalidad, pero tiene un elevado impacto negativo en la calidad de vida de los pacientes que la padecen”.

Consultado por La Voz, Sebastián Croce, médico especialista en Alergia e Inmunología del Servicio de Pediatría del Instituto Modelo de Cardiología (IMC), describe: “Alergia es una respuesta anormal del sistema inmunológico por la cual las personas dejan de tolerar la exposición a determinados agentes o antígenos, como alimentos, medicamentos, picadura de insectos o aeroalérgenos, para generar, ante nuevos contactos con las mismas sustancias, una reacción desmedida”.

“La alteración responsable de esta reacción se llama ‘mecanismo de hipersensibilidad tipo I o mecanismo de hipersensibilidad inmediata’ y es producida, principalmente, por la acción de una proteína llamada ‘inmunoglobulina E’”, añade. Aclara que la palabra “alergia” no se refiere a una enfermedad en particular, sino al origen de distintas patologías.

En el caso de la rinitis alérgica, advierte que, cuando no es tratada, los pacientes tienen una serie de problemas que afectan su calidad de vida. Por caso, debido al bloqueo nasal, pueden no tener un descanso reparador a la noche. En los niños, esto se manifiesta con cansancio diurno y rendimiento intelectual y físico inferior al de su potencial.

La persona con rinitis puede tener afectada la percepción auditiva por la mala ventilación nasal y por la inflamación crónica; y también puede sufrir sinusitis. “Además, por la necesidad prolongada en el tiempo de respirar por la boca, pueden deformarse el paladar y la implantación de los dientes”, afirma Croce.

Sin embargo –agrega–, quizá la asociación más temida es la del asma bronquial, enfermedad que está altamente relacionada con la rinitis alérgica porque comparten el origen inmunológico.

 

Asma

El asma es una enfermedad crónica que se caracteriza por la presencia de tos, dificultad para respirar y sibilancia (ruido al hacerlo).

Es de origen alérgico en casi la mitad de los niños que exhiben estos síntomas y tienen entre 6 y 7 años de edad. Esa proporción aumenta a casi la totalidad de la población con asma cuando aparece después de esa edad. “Cuando hablamos de asma, nos referimos a esa patología; y cuando hacemos mención a la alergia, en verdad, estamos pensando en la causa del asma”, grafica.

Croce afirma que las enfermedades alérgicas respiratorias pueden comenzar a manifestarse en la edad preescolar. En ocasiones –dice– pueden ser confundidas con infecciones virales típicas de la edad. “Moco nasal líquido y cristalino, nariz tapada, estornudos y picor nasal, agitación, silbido en el pecho y, especialmente, tos son las manifestaciones más comunes de alergia respiratoria”, explica el médico.

La enfermedad evoluciona hacia la cronicidad y no puede desaparecer sola, por lo que son necesarios un diagnóstico y un tratamiento adecuados. Ambos indicados, oportunamente, por el médico especialista.

 

Fuente: http://www.lavoz.com.ar/salud/alergia-palabra-que-se-repite-en-primavera

Confían en nosotros:

© 2017 - SIFEME S.A. Maipú 471. 6° piso. Capital Federal. Tel/Fax: +54 (011) 4394-7288. E-mail: info@sifemesa.com.ar

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?